Apuestas, afición y el deterioro del Muay Thai.

El Muay Thai en Tailandia es actualmente, para lo bueno y para lo malo, el resultado de la tremenda afición a las apuestas y la influencia que esto tiene. Muchos hablan de un empobrecimiento del deporte, otros hablan del resurgimiento de la estrategia de combate inteligente. Vamos a conocer un poco sobre todo lo que ha cambiado en las últimas décadas, los motivos, y algunas de las consecuencias.

Antes de comenzar te recomiendo visitar estos artículos que hicimos hace tiempo más genéricos sobre el tema de las apuestas. Y sobre las apuestas laterales y cómo influyen en la manera de pelear.

La época dorada

Existen dos décadas en la historia del Muay Thai moderno que son consideradas como la época dorada. Los 80 y los 90 del siglo pasado fueron, para muchos, los mejores años del Muay Thai deportivo.

Estadios llenos, gran interés de los aficionados, repercusión mediática y buenas bolsas para los luchadores. Estos motivos eran suficientes como para crear una competencia brutal, los mejores campos de Bangkok estaban llenos de luchadores que se dejaban la vida para llegar a la élite y poder triunfar y asegurarse un futuro próspero.

No había móviles o redes sociales, no había repercusión internacional apenas, pero las bolsas eran mayores que en la actualidad. Y el coste de vivir era mucho menor que ahora. Ser luchador de Muay Thai era una salida muy próspera. ¿Por qué?, por que había afición. A la gente de a pie le gustaba el Muay Thai, se seguía en la tele, en la prensa, se iba a los estadios.

Esto repercute en los siguientes aspectos: mucha más gente quiere buscar el futuro dentro del Muay Thai, a más gente, más talento y más competencia. Muy difícil destacar eso es cierto. Eso si, los que triunfaban nos regalaron los mejores combates de la historia. Por eso se llamaba la época dorada.

En la actualidad

El Muay Thai ha seguido evolucionando en estos años desde finales de los 90. Sigue en un momento muy potente con grandísimos luchadores que hacen buenas bolsas si llegan a la élite. Pero algo ha cambiado.

Gimnasio lumpinee lleno
Los estadios ahora solo se llenan en los eventos más importantes, y aun así son mayoría de apostadores.

Con la globalización ocurren dos cosas. Gracias a la TV internacional, muchos luchadores están teniendo oportunidad de ganar grandes sumas de dinero, pero en muchos casos modificando el Muay Thai tradicional. Peleas en kick boxing, en Muay Thai sin clinch o a 3 asaltos, o Muay Thai más “europeo”. Y además, gracias de nuevo a la TV, la cultura está cambiando en Tailandia, el Muay Thai ya no es el deporte nacional.

El Muay Thai es el deporte originario de Tailandia, pero no es ahora mismo su deporte estrella. Son los mejores si, pero en España ahora mismo nadie diría que el deporte estrella es el toreo, ¿verdad?, seremos buenos seguramente, pero ya no se sigue como antes. En Tailandia el deporte estrella es el Fútbol. A la gente normal, en gran medida, le interesa más el Manchester vs Chelsea que el Yodlekphet vs Sangmanee. Pese a que uno se juega a 20 minutos en taxi y el otro a 14h de avión.

No nos confundamos, estrellas de Muay Thai como Buakaw son celebridades en Tailandia, una cara conocida por todos, pero el dinero lo hacen en China, Japón y otros países principalmente. Siguiendo con los toros, en España todos conocemos a Jesulín de Ubrique, pero, ¿quién va a las plazas a verle torear?, mucha menos gente que antes.

El Muay Thai ha perdido afición. ¿Los motivos de esto? Daría para un artículo entero. Pero la globalización, las ganas de imitar a los países de occidente, la mejora económica de parte de la sociedad Tailandesa, las giras publicitarias de los grandes equipos europeos, etc…

Y, además, según muchos aficionados o integrantes del mundillo del Muay Thai, el cambio que este ha dado por las apuestas.

La época de las apuestas

Las apuestas ya se realizaban en la época dorada del Muay Thai. Hubo grandes nombres “mafiosos” que marcaron una época como Klaew Thanikul (en el futuro haré un artículo sobre este promotor, con muy mala fama, que tuvo en su gimnasio a estrellas como Boonlai, Dieselnoi, Chamuekphet,etc…). Pero la influencia en las peleas era menor.

Favorito de la afición: Dieselnoi con Klaew Tanhikul.
Un favorito de la afición: Dieselnoi, con Klaew Thanikul.

Menor era la proporción de gente que iba a los estadios para apostar en comparación con los que iban a disfrutar de un evento. Y por tanto, menor era la influencia de estas apuestas en las peleas y en el estilo de pelear.

Actualmente no solo se habla de que alguna pelea ha podido ser amañada, o que algún resultado ha podido ser influenciado por las apuestas. Sino que además se ha modificado incluso el estilo de pelea. ¿Primer y segundo asalto tranquilo para tantear al rival?, puede ser, pero también para que los espectadores analicen a los contendientes y puedan subir las apuestas. En el tercero las apuestas serán grandes y empieza la verdadera batalla.

Últimamente termina el combate con un luchador defendiendo completamente el resultado, yendo hacia detrás, bloqueando el trabajo y evitando la acción. Y es que sabe que si va ganando y pierde en el quinto asalto por imprudente, los apostadores van a enfadarse y mucho. Era dinero asegurado y se lo has hecho perder.

Esto parece inteligente, correcto. Pero también hace que las peleas sean menos emocionantes. Que apenas se vean combates que van fuerte desde el principio, donde los luchadores no piensan en cuanto apostaran por o contra ellos sino en darlo todo y ganar. Y por tanto, la afición se buscará otros hobbies.

Afición vs apuestas

Conviene recordar que esto no es blanco o negro. Que no todos los combates en la época dorada eran batallas de principio a fin, o que los luchadores no sabían pelear a los puntos controlando la ventaja. Tampoco conviene pensar que en la actualidad no hay combates emocionantes durante los 5 asaltos, o luchadores que pasan de las apuestas y ofrecen acción en cada pelea. Estamos hablando de una tendencia, no de una norma.

Pero lo cierto es que apenas hay afición natural en el Muay Thai. Lo más normal en un estadio es ver gran mayoría de apostadores y el resto suelen ser turistas (que si que vamos por afición), pero que somos minoría.

El jefe del prestigioso gimnasio Saengmorakhot de Bangkok, Ja-Tui, promotor y dueño del campo, promotor del Lumpinee, del Omnoi y del Thai Fight (sabe de que va el asunto), hablaba en esta entrevista muy interesante sobre el deterioro del Muay Thai. De cómo antes se transportaban autobuses llenos de gente a Bangkok para animar al luchador del pueblo o ciudad. Ahora como mucho va un representante del pueblo para apostar dinero que todos han reunido. Recomiendo la entrevista, es tremenda.

En estadios se ve mucha afición turista.
Muchos estadios dependen de la afición del turista para vender los tickets.

Pero no se venden tickets, y los estadios necesitan hacer dinero, los luchadores necesitan cobrar. ¿La mejor opción? que suban las apuestas y pillar un pico de ellas.

Los promotores se llevan un porcentaje, los luchadores que vencen también. El Muay Thai sigue siendo un deporte lucrativo cuando se está en la élite, ¿qué menos?. Pero algunos condenan que la calidad de las peleas ha bajado. La presión y la inestabilidad de los luchadores han subido.

Saenchai en este vídeo reclama que, por culpa de las apuestas, hay estilos o técnicas propias del Muay Thai que se están dejando de utilizar, debido a que no son bien apreciadas por las apuestas y por tanto no “sirven” para ganar combates. Y se pierde un legado importante del Muay Thai. Que no debería quedar reducido al pateo al cuerpo, boxeo y clinch. Hay mucho más.

En España

En España no hay apuestas, tampoco hay mucha afición. Si queremos que crezca quizá debamos reflexionar sobre la importancia de ser aficionados. De ir a los eventos, de comprar el ticket y apoyar el deporte.

Yo soy luchador, quizá tu también lo seas, o entrenador, o futuro luchador. Nos interesa que el deporte crezca, para que suba la calidad y el nivel. Para que dentro de unas décadas podamos disfrutar, quizá en la TV, de la época dorada del Muay Thai Español. ¿Para eso?, tenemos que ser aficionados. Apoyar los eventos, ir a verlos aunque no pelee nuestro amigo.

Pedir Muay Thai a los promotores, apoyar a los luchadores que se esfuerzan por hacer Muay Thai y por mejorar de nivel. Sea de nuestro equipo o no, de nuestra federación o no. ¿A ti te gusta el Muay Thai?, ¿o solo te gusta cuando peleas tú?. Ahí tenemos nuestra opción por mejorar el deporte.

Afición y evolución

Ya sea en Tailandia, España o cualquier otro país, el deporte evoluciona cuando hay apoyos. Los apoyos vienen del público. Primero por que paga por ver el espectáculo. Segundo por que si hay público entonces las empresas y las televisiones aportaran fondos y patrocinios, y el deporte crecerá y llegará a más gente.

En Tailandia, en los años en los que el Muay Thai tenía una afición nacional, cuando era disfrutado por todos, en las teles, los pueblos y los grandes estadios. Tuvieron los mejores luchadores de la historia. Grandísimos nak muays que eran brutales encima del ring. Auténticas disputas y rivalidades que me río yo del Messi vs Cristiano. Y eso era una maravilla para el espectador.

Yo quiero un Muay Thai así, en España y en Tailandia. Vamos a crear afición para crear Muay Thai de nivel. Gracias por leer amigos y compartir si os pareció interesante. Abrazos!!

Síguenos y comparte en:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *