Aguanta paos, aquellos olvidados del Muay Thai

El artículo de hoy va dedicado a relatar algunas historias que no siempre se conocen, y que en muchos casos sorprenden. Vamos a centrarnos en la figura de los aguanta paos, su rol en los gimnasios de Muay Thai y en muchos casos, la dureza de su profesión.

La sociedad tailandesa

El pueblo Thai es un pueblo amable, sonriente y tranquilo. Pero es sobre todo un pueblo que respeta las jerarquías, y conoce la posición en el mundo de cada uno. Si eres un turista, está en una situación privilegiada. Probablemente percibas la vida Thai como amable, tranquila y placentera. Pero la realidad no es una, sino que depende de los ojos del que mira, y del asiento que ocupa el observador.

Generalizando un poco, se podría decir que en la sociedad Tailandesa hay figuras que gozan de respeto o incluso devoción solo por se quienes son. El Rey, un monje consagrado, un alto cargo del ejército, de la policía o, metiéndonos en el Muay Thai, un importante promotor, un Ajarn (conoce en este artículo el significado de este y otros términos importantes), o, a veces, un luchador en su momento de máximo esplendor.

También sabemos que según la edad, el sexo y, como no, la posición económica, gozarás de mayor o menor autoridad en tu entorno. Los luchadores más jóvenes son aquellos que se hacen cargo de limpiar el gimnasio o de fregar los platos. Y, mientras que los entrenadores (Kru o incluso Ajarns) son muy respetados por los estudiantes, y también por los jefes del gimnasio. Los aguanta paos son una figura que goza de una posición mucho menos privilegiada, en muchos casos extremadamente precaria.

Aguantar los paos

Supongo que alguna vez has sujetado los paos a algún compañero o alumno durante el entrenamiento. Sabrás que es algo que cansa y que incluso puede dejarte los brazos doloridos, los hombros, el cuello o la espalda. Ahora imagina que tu trabajo es ponerle paos a luchadores todas las tardes, de lunes a sábado. Desde 10 asaltos si tienes suerte incluso llegando a 20-25 en épocas de temporada alta. Todos los días, a atletas fuertes y potentes, no importa tu edad o tu tamaño.

Simon Marcus entrenando paos.
Simon Marcus pegando paos con un entrenador que pesará la mitad. Imagínate el esfuerzo físico.

Pongamos que son 15, 15 asaltos de 5 minutos cada uno. Aproximadamente 1 hora y media sujetando paos a luchadores profesionales que pegan como auténticas bestias, o a guiris que te sacan 20 o 30 kilos. Mientras te salpican de sudor, babas y hace 35-40 grados de temperatura y una humedad de narices. ¿Supongo que no es el trabajo de tu vida no?

Aguanta paos vs entrenador

Quizá todos, o casi todos según la condición física, los entrenadores sujeten los paos para que los luchadores practiquen en las duras sesiones de entrenamiento en Tailandia. Pero no todos los que aguantan paos son entrenadores.

El entrenador además enseña, corrige, desarrolla la técnica de los más jóvenes que recién empiezan y pule detalles o estrategias de pelea en aquellos luchadores que tienen compromisos fuertes por llegar. Sujetará los paos y te exigirá que lo des todo, que trabajes a morir para llegar a tope en cada pelea. Se llevará dolores y cansancio al finalizar cada entrenamiento solo de haber sujetado las malditas almohadillas para thais o extranjeros que buscan mejorar en su Muay Thai. Pero entonces, ¿cuál es la diferencia?.

Un entrenador goza de una posición social buena en el gimnasio. Por debajo del dueño, claro, por debajo del entrenador jefe (que suele ser un Ajarn o un entrenador muy muy veterano, a veces incluso el mismo fundador del gimnasio). Pero por encima de los luchadores y que recibe considerable respeto de sus compañeros, promotores, estudiantes y demás personalidades que se encuentran en el mundillo del Muay Thai. Trabaja mucho y duro, claro que sí, pero sus opiniones son tenidas en cuenta, puede transmitir todo aquello que ha aprendido tras largas carreras deportivas y muchísimos años dedicados al arte del Muay Thai.

Los aguanta paos, y perdonar la crudeza, son poco más que sacos. Son entrenadores venidos a menos, ex-luchadores alcohólicos, buscavidas y, en general, gente con pocas alternativas. Que en su día vivieron del Muay Thai y que ahora solo quedan para sujetar paos y obedecer. Por un precio de mierda.

Grupo de aguanta paos
Muchos Nak Muays se retiran y pasan a ser entrenadores. Un trabajo estable y en parte agraciado. Según dónde, y con quién…

No gozan de apenas respeto en el gimnasio, por que no pertenecen al gimnasio. Generalmente son mercenarios, son gente a la que se le llama si hay muchos estudiantes y se necesitan refuerzos. Pero nadie los quiere en su campo. Nadie les quiere viviendo con ellos porque en general son gente problemática, que altera el orden, que da problemas. En Tailandia hay mucha droga, mucha adicción y mucho alcoholismo.

¿Cómo han llegado a esta situación?

He oido y leido diferentes historias, hay mucho material disponible y super interesante con esto de internet. Y he visto algunos casos. Cada situación es completamente distinta y no podemos hacernos una idea clara con un par de ejemplos. Los hay desde entrenadores de nivel medio que se perdieron en la bebida. Ex-luchadores que no supieron madurar hacia su rol de entrenadores una vez terminaron su carrera deportiva. Luchadores que amañaron una pelea (a petición de algún mafiosillo), les pillaron y quedaron “renegados” en la comunidad Muay Thai. Entrenadores que cometieron errores por deber dinero, apuestas, alcohol, drogas, etc.

Y sobre todo gente sin educación, porque hablamos de que muchos chavales dejan el colegio para dedicarse plenamente al Muay Thai. Y muchos no llegan apenas lejos, y después nadie les ha enseñado que hacer, nadie les ha preparado para el siguiente paso. Con familias rotas, pocos recursos, familiares alcohólicos que no han sabido guardar un céntimo de lo ahorrado. Todas las papeletas para cometer unos pocos errores y acabar condenado para siempre.

aguanta paos
Aguanta paos retratado por Lindsey Newhall, para este interesante artículo de fightland.vice

No les disculpo, pero tampoco está bien señalar sin conocer de qué barco viene cada uno. Ya os comento que hay de todo, algunos más merecido y otros menos, pero así están las cosas.

Qué hace un aguanta paos.

¿Por qué esta gente descarriada entonces ocupa el lugar de un aguanta paos? Muchas veces nos pensamos que a cualquiera que sujeta paos a un luchador se le tiene respeto, porque ponerle los paos a alguien potente significa que eres potente. Bueno, ya hemos dicho que no todos los aguanta paos son entrenadores.

A los aguanta paos, en muchos casos, se les contrata para que se lleven las patadas de los luchadores mientras el entrenador de verdad observa y corrige al luchador. En muchos casos se le contrata para entrenar a los guiris grandotes que pegan como martillos mientras los entrenadores de más prestigio se dedican a entrenar a los luchadores buenos del campo. Incluso se les llama solo algunos días en semana para cubrir alguna baja, o si hay mucho turista de repente.

He visto casos de tíos que ponían paos en 3 gimnasios diferentes de Bangkok, empezando a las 2pm y acabando a las 8pm. Se les paga una miseria, se les trata como a trapos e incluso se ríen de ellos. Muchos incluso están borrachos o drogados todo el día, incluso en ese estado saben poner los paos, son profesionales.

Por supuesto, día que no curras, día que no cobras. Alomejor te ofrecen pagarte en whisky, y si en algún momento rechazas un trabajo pues ya llamarán a otro. El mundo del Muay Thai ha dejado muchos hombres rotos por el camino, carne barata para sujetar paos.

El Muay Thai es grande

El Muay Thai, pese a estas cosas, es un deporte grande. Mi favorito desde luego, pero tiene sus lados oscuros. Como turistas muchas veces es difícil percatarnos de cosas que están ahí. Somos nuevos, venimos poco tiempo, no hablamos el idioma y a nosotros nos sonríen.

Yo creo que es importante conocer estas cosas para, en primer lugar, tratar con respeto a nuestros entrenadores sean quien sean, e intentar comprender la situación de la gente que ronda por nuestro campo de entrenamiento. ¿a quién no le ha sujetado nunca los paos un tío apestando a whisky?.

Quizá estas figuras no se vean demasiado en campos que están plenamente dedicados al turista y que tienen clientela más o menos fija durante todo el año pero, acercate a alguno más tradicional y observa.

Como en todo, el Muay Thai, al ser un deporte de competición, de mucha rivalidad, competencia y dinero, tiene sus rincones oscuros donde a veces no apetece mirar pero que están ahí. Cuéntame si conoces más casos, si has vivido alguna experiencia así o si, sin embargo, piensas que estoy equivocado. Estaré encantado de escuchar nuevas opiniones.

Hasta entonces amigos espero que haya sido de interés y gracias por seguir ahí como siempre compartiendo e interesados en este proyecto. Abrazos!

Síguenos y comparte en:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *