Thai vs Farang: Por qué no es oro todo lo que reluce.

Desde que, hace ya más de 20 años, los primeros extranjeros (farang) venían a luchar a Tailandia contra boxeadores Thais la situación ha cambiado mucho. Muy pocos nombres como Dany Bill, Dekkers, Skarwosky, Dida Diaffat, Jhon Wayne Phar entre otros, eran aquellos privilegiados de poder disputar de tú a tú combates de máximo nivel contra los luchadores autóctonos.

En la actualidad sigue siendo una tarea difícil, pero cada vez vemos más extranjeros que se abren poco a poco su hueco en los rankings e incluso se cuelgan cinturones de los grandes estadios. También vemos enfrentamientos internacionales que cruzan a luchadores extranjeros contra thais de mucho renombre. Entonces, ¿Por qué no es oro todo lo que reluce?

La actualidad del Muay Thai

El Muay Thai es un deporte que ha crecido mucho de manera internacional. Fuera de Tailandia es cada vez más conocido y practicado. Hay más y mejores luchadores, más eventos y más repercusión mediática.

Dentro de Tailandia es algo diferente y muchos aseguran que el nivel ahora es peor que antiguamente, que la competencia era mucho más exigente antes. Además la afición Thai está cada vez más interesada en el Fútbol y otros deportes y no tanto en el Muay Thai como antiguamente.

Por otro lado los extranjeros sabemos que el Muay Thai más exigente, más completo y más auténtico está en Tailandia. Por tanto son cada vez más los luchadores que pasan aquí largas temporadas entrenando y peleando, algunos suman años y años y, como dijimos, consiguen alzarse con cinturones de prestigio, ganar a grandes nombres, entrar en los mejores rankings.

Farang con titulos
Jhon Wayne Parr. Incluso un grande como él tuvo la fortuna de tener un buen promotor y pelear en categorías de peso donde los thais son menos numerosos. Recomiendo su documental.

Además, dado el crecimiento internacional, muchos son los promotores que contratan a luchadores Thais para pelear en sus eventos por todo el mundo. Tener un Thai en el cartel del evento suele significar una pelea de calidad, y en ocasiones es la oportunidad esperada por el luchador local para poner su nombre en el panorama del boxeo tailandés.

Ni tan blanco ni tan negro

Este es un tema delicado y, como suele ocurrir, lo más adecuado es no tomar decisiones o hacer juicios rápidos sin informarse antes. No podemos pensar que ahora es fácil para los extranjeros venir y ganar a los mejores. Porque si, siguen siendo los mejores. Tampoco podemos pensar que los luchadores que vinieron en durante los 1990 o los 2000 nunca se enfrentaron a rivales blanditos o tuvieron el favor de uno u otro promotor.

Hay de todo, en la actualidad los extranjeros podemos presumir de que luchadores como Mathias Gallo, Rafi Bohic, Youssef Boughanem, Chadd Collins y otros muchos que están consolidados entre lo mejor. Enfrentándose a los mejores luchadores thais del momento y ganando muchas de estas batallas. Además algunos poseen títulos que hace unos años eran inalcanzables para un luchador farang.

Pero hay cosas que debemos contemplar a la hora de valorar una victoria de un luchador sobre otro, y esto en ocasiones ocurre con más frecuencia en eventos internacionales. Donde, aunque suene feo, los luchadores thais están más interesados en las generosas bolsas que en el prestigio. Para ellos el prestigio es ganar aquí en Tailandia, en las promociones importantes.

Youssef Boughanem. Potentisimo luchador que ha conseguido algo increible, campeón del Radja y del Omnoi entre otros. Pelea en una categoría de peso donde los thais potentes son menos numerosos.

Matchmaking en Tailandia

Cuando vemos eventos grandes en Tailandia, como pueden ser el “main card” o evento principal de un día entre semana en el Lumpinee o en el Radjadamnern, o un evento en el canal 7 de TV, etc. Si nos fijamos en prácticamente cualquier pelea cabeza de cartel de un estadio de primer nivel, veremos que los cruces están muy pensados, no se hacen pruebas.

Los luchadores compiten en su peso ideal, contra rivales de su mismo nivel. No suben un par de kilos, no pelean contra rivales mejores o peores. Los promotores se aseguran que las peleas principales de su evento sean igualadas, para que den pie a cuantiosas apuestas y para que sean peleas atractivas al público. Son pocas las cosas que se dejan al azar.

Si un peleador está subiendo de nivel, por ejemplo para pasar de los buenos a los mejores, quizá se enfrente a un luchador del grupo de los “mejores” y reciba una o dos libras de ventaja. Esto es, el peleador de más renombre se pesará en por ejemplo 131 libras y el que está subiendo pero aún no tiene tanto renombre podrá pesarse en 132 o 133 libras. Lo que asegura que el combate siga siendo ajustado y nivelado.

Lo que algunas veces pasa desapercibido

Pero hay cosas que no se ven, que solo los que conocen de cerca al peleador saben que existe. Y son cosas que, en muchos casos, llegan a determinar combates en favor del menos favorito, que suele ser el farang.

Cantidad de entrenamiento

Alomejor son thais que ya apenas entrenan, tienen otro trabajo (los míticos taxistas), o cogen la pelea en el extranjero para ganar más dinero pero apenas la preparan. ¿Cuántos hemos venido a Tailandia y hemos peleado contra un tío que estaba fundido después del segundo asalto y se ha tirado al primer golpe semi duro? A mi me ha pasado. Y a muchos compañeros míos. No por ser thais son bombas, y no por tener nombre o haberlo tenido significa que sigan en el top.

Farang vs saenchai
Saenchai es leyenda viva. Super clase quizá irrepetible. Continúa peleando a sus 36 años, casi 30 años peleando. Pero se ve que ya no está en su condición óptima.

Thais mayores que ya no pelean contra los buenos

Muchos son los casos de luchadores que siguen peleando pero ya no compiten en los mejores circuitos como antiguamente. El famoso caso de Saenchai, bueno entre los buenos, incluso él es incapaz de aguantar ahora (36 años) el ritmo de los mejores.

El, como muchos otros, pelean ahora contra luchadores farang (extranjeros) más o menos buenos pero nada comparable. Saenchai justo sigue sin perder, el más listo de la clase. Pero tanto él como muchos, pese a tener gran nombre, no son lo que eran. Todo cuerpo tiene un límite.

Saenchai es conocido por todos, pero muchos son los thais que siguen peleando una vez acabada su carrera profesional. Tienen nombre, pero no son lo que eran.

Peso ideal del farang y del thai

Es habitual encontrar que luchadores top hacen peleas internacionales muy lejos de su peso ideal. Hace unos pocos meses me sorprendió una pelea que hizo Superlek en Yokkao en UK, peleaba al menos 5-6 kg por encima de su peso.

El peso, como ya hablábamos en este artículo, es un determinante importante a la hora de ofrecer ventajas o desventajas en una pelea.

Volviendo al caso de Saenchai, en su buen momento peleaba entre los 57-60kg. Ahora pelea en 65-67kg.

Incluso lo he visto en Tailandia, donde extranjeros con carreras en ascenso vencen a Thais de renombre. Pero a veces te fijas en el peso de la pelea y ves que el Thai está peleando 2-3 categorias de peso por encima. A veces los thais pecan de soberbia y exceso de confianza, pensando que incluso regalando mucho peso vencen por que «es un farang» pero el tamaño importa y mucho.

Reglas

Muchos renombrados luchadores hacen además peleas fuera de sus reglas. Esto no solo es que la manera de puntuar en Tailandia y en el extranjero es diferente. Sino que además también aceptan peleas en modalidades, como el Kickboxing, que no son su fuerte.

Pelean pero son entrenadores, ex luchadores retirados.

Muchos Tailandeses que vemos en shows internacionales son entrenadores en el propio país. Ocurre mucho en China, Japón, pero también en Europa he visto muchos casos.

Ex-luchadores que ahora son entrenadores, o están dando seminarios, luchan como cabeza de cartel contra extranjeros potentes. Estos thais generalmente están fuera de su peso, entrenando solo un poco y con la cabeza ya retirada de las competiciones.

Torneo farang
Evento del pasado fin de semana en Australia. Dos thais en cartel, los dos son entrenadores actualmente allí. Ex luchadores en Tailandia. No viven en Tailandia y viajan para la pelea, que sería seguro su mejor versión.

Conclusiones

Después de todo esto parece que ganar a una ex estrella de los circuitos de Bangkok es pan comido, o que es una pelea regalada. Ojala!

Quien tuvo retuvo y estos tíos pelean de manera tan inteligente que incluso pese a todas estas desventajas acaban ganando muchas de las peleas.

Se podría decir que es la ventaja física de los extranjeros contra la tremenda experiencia de los thais. Pero no podemos coronar a los extranjeros que vencen en estas peleas sin antes comprender la situación de cada combate. Como dije antes, ni tan negro ni tan blanco.

Debemos ser precavidos a la hora de crear ídolos, o a la hora de desprestigiar a un luchador por haber perdido alguna pelea. Son muchos los factores a tener en cuenta, y a eso debemos añadirle el hecho de que cada pelea es un mundo, y a veces la cabeza, las situaciones personales o incluso la fortuna, están o no están. El que es peleador esto lo sabe.

 

Espero que os haya resultado de interés y que nos sirva poco a poco para entender el difícil mundo de las peleas, y los récords, en el Muay Thai. Un abrazo y gracias por seguir leyendo con nosotros!

Síguenos y comparte en:
error

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *