Fuerte y bonito: el orgullo de una nación para entender el Muay Thai

Tailandia es un país con orgullo. O sus habitantes lo tienen, en este caso. En el artículo de hoy vamos a intentar comprender la puntuación del Muay Thai desde una perspectiva histórica y cultural para que, comprendiendo a sus gentes, podamos comprender su deporte.

Tailandia es un país que nunca ha caído en manos del colonialismo. Al menos no de forma directa. El Reino de Siam ha tenido en la historia muchas batallas y muchos han sido los pueblos soberanos de este trocito del planeta. El Reino de Sukhothai se formó en el siglo XIII cuando parte del pueblo que ahora es el thai se reveló contra el imperio Jemer, a los que localizamos actualmente en la vecina Camboya, quienes eran el principal imperio de la época.

Los habitantes de Sukhothai tuvieron numerosas guerras con sus vecinos de la ahora Camboya y Birmania principalmente, para más tarde acabar absorbidos por el Reino de Ayutthaya un siglo más tarde. Ayutthaya fue un imperio esplendoroso que ocupó lo que se considera ahora el país de Tailandia, exceptuando el Reino Lanna (el norte de Tailandia). Ayutthaya estaba en constante batalla contra Vietnam, por el control de Camboya, y sobre todo contra Birmania, cuyas invasiones y batallas dieron lugar a la historia o leyenda, según se quiera ver, de Nai Khanom Thom, el considerado padre del Muay Thai. 

El imperio Birmano era fuerte y, cuando consiguió conquistar Ayutthaya en 1767, el ya llamado Reino de Siam trasladó su capital a las orillas del río Chao Praya, al sur de la actual Bangkok. Más adelante, Krungtep “la ciudad de los ángeles” o como se conoce en Thai a Bangkok, se consolidó como capital del Reino de Siam. 

El pueblo Thai ha ido sobreviviendo a las diferentes batallas e invasiones con las que cualquier imperio ha tenido que lidiar. Durante los siglos siguientes se produjo un crecimiento intenso de la capital y de las diferentes ciudades del Reino. 

Sukhothai, la preciosa ciudad que en su día fue capital del Reino
Sukhothai, la preciosa ciudad que en su día fue capital del Reino

Época colonial y el asentamiento del orgullo thai

Durante el siglo XIX, con casi todo el sudeste asiático colonizado por las potencias Europeas, sobre todo Inglaterra, Francia y Holanda, Tailandia fue el único país que mantuvo su reinado intacto y que no sucumbió al colonialismo europeo. No fue por la vía bélica sino por la habilidad de sus mandatarios a la hora de negociar y dirigir el país. Tailandia, al contrario que Birmania, Camboya, Malasia, Laos, Vietnam, Filipinas o Indonesia, siguió siendo Tailandia. Colonia de nadie.

La indochina comunista

Trás la segunda Guerra Mundial y el avance del comunismo por todo el sudeste asiático, Tailandia supo ver en EEUU un aliado que le ayudó a frenar los regímenes que habían triunfado en todos sus países vecinos. Tailandia supo evitar meterse en los fregaos ideológicos que sumieron a los países vecinos en tremendas guerras y crisis, por ejemplo la guerra de Vietnam o el régimen de los Jemeres Rojos en Camboya. Que destrozaron sin duda alguna a estos países que todavía luchan por recuperarse. 

Tailandia seguía siendo Tailandia, con sus gobernantes (que no eran maravillosos tampoco), con sus costumbres, sus gentes y sus tradiciones. Aunque debemos comprender que también han recibido mucha influencia, y lo siguen haciendo, de las potencias europeas o americanas, pero al menos conservaron sus dirigentes, su comercio, sus recursos naturales y, a fin de cuentas, sus oportunidades para desarrollarse. Cosa que sus vecinos no pudieron disfrutar durante muchos años.

El orgullo Thai en la actualidad

Todo aquel que haya ido a Tailandia habrá experimentado de una u otra manera el sentimiento patriótico del pueblo Tailandés. Y no hablo solo del cariño que parece que todo el mundo tiene a su Rey, sobre todo al que murió hace unos años, me refiero también al orgullo por su comida, por sus templos, por sus costumbres y por su gente. 

patriotas thais
El patriotismo y el amor por la cultura propia es signo distintivo en este país.

Una vez le pregunté a Manasak Pinsinchai, orgulloso donde los haya, que si le gustaba la comida extranjera. Me respondió tajante diciendo que la comida extranjera no tenía nada que hacer al lado de la Tailandesa. La thai mucho mejor, y si es de Issan (la región de origen de la mayoría de boxeadores, Manasak incluido), pues mejor aún. 

Cuando le pregunté a otro compañero del gimnasio a donde le gustaría viajar de todo el mundo si tuviese la oportunidad, me dijo que quería ir a Koh Chang, una isla al sur de Pattaya, de nuevo en Tailandia. 

Estas dos anécdotas solo tienen intención de reflejar que el pueblo Thai es un pueblo orgulloso y admirador de su cultura, es un pueblo que además lleva en su sangre la capacidad de sufrir y de trabajar duro. Un pueblo orgulloso a pesar de que muchos de sus habitantes aún viven al borde de la pobreza y existen muchas regiones subdesarrolladas. Pero con gentes que luchan y que no tienen, también por influencias religiosas del Budismo, la costumbre de quejarse y culpar a otros de sus desgracias. 

Además Tailandia es un país con un increíble sentido estético de la belleza. Cuidan mucho los detalles, en sus vestidos tradicionales, en la presentación de su comida, en sus construcciones, incluso en su rutina y su vida espiritual. Las cosas importantes han de hacerse con cuidado y de manera bonita.

El Muay Thai orgullo de una nación

Todo esto que estamos hablando creo que ha influido, de manera directa o indirecta, en la manera de entender y puntuar el muay thai. Tanto en el desarrollo del carácter de los thais como en la valoración de lo que es importante o no, esto se ha visto reflejado en su deporte, el boxeo originario de Tailandia. 

muay thai antiguo: orgullo del país
El muay thai es muy antiguo en Tailandia y durante muchísimos años fue único y exclusivo del lugar. Su orgullo.

Es por eso que, dentro de las complicadas normas de puntuación del Muay Thai, hay algo que prevalece sobre todo lo demás. Aquello que es fuerte y que es bonito gana. Para leer sobre la puntuación del muay thai de una manera más general recomiendo visitar este artículo.

Obviaré que hay técnicas que puntúan más que otras, que hay asaltos más importantes que otros, por que ya lo hemos explicado en otras ocasiones. Pero me gustaría insistir en que si algo no es bonito y no es fuerte, apenas se tiene en cuenta dentro de un combate de Muay Thai.

Por eso los luchadores cuidan su técnica, independientemente de su estilo de lucha, cuidan que sus golpes sean acordes a la técnica clásica, que sean elegantes, que muestren un control del cuerpo y de la mente, una estabilidad, que de gusto verlos.

Pero lo bonito y lo fuerte, por raro que suene, han de ir juntos. De ahí el increíble atractivo de nuestro deporte, o su deporte más bien. El orgullo thai se ve reflejado en la ferocidad de su lucha, en el corazón que muestran sus luchadores cuando el cansancio y los dolores aprietan. Por eso se valoran sólo aquellos golpes que van fuertes, que muestran la capacidad del luchador de golpear con un corazón que se ha venido forjando desde hace siglos, representante de un país que nunca ha sido colonizado, que ha salido airoso de sus muchas batallas. 

Es por eso que, a parte de las técnicas que utilizan uno u otro luchador, acabará venciendo aquel que:

  1. Muestre mejor estilo: eficaz, controlando el cuerpo, correcta toma de decisiones, estético.
  2. Sea más fuerte: Es decir, haga más daño, y esconda mejor el daño recibido. Daño además se puede traducir en cuando me desplazan por el impacto, cuando me derriban, cuando se sitúan con su cuerpo por encima del mío, cuando me ganan la espalda. Es decir, cuando me someten, y Tailandia es un país que no ha sido sometido, nunca.

Conclusiones

A veces, cuando no seamos capaces de aventurar el vencedor de un combate, nos tendremos que fijar en quién se ha mostrado más fuerte de los los luchadores, o en quién ha sido más elegante y realizado un trabajo más bonito, sin dejar de ser efectivo. Lo fuerte, sin perder la elegancia, y lo bonito pero también contundente, es lo que gana un combate de Muay Thai.

niños thais
Luchadores desde niños, se convierte en su distintivo en el ring

Por eso sus entrenamientos son tan extenuantes y repetitivos, una y otra vez lo mismo para que salga perfecto. Llevados hasta la extenuación en muchas de sus sesiones para que, cuando llegue la hora, sean capaces de mostrar el orgullo de su gente. El corazón que, desde hace muchas generaciones, ha llevado al país y a su deporte a ser el objetivo de muchos de nosotros, de nuestros viajes, nuestros sueños y nuestras aspiraciones. 

Espero que esto nos ayude a enfocar nuestros entrenamientos, a saber admirar con otros ojos un combate de Muay Thai y, por qué no, a conocer un poco más esta bonita cultura que viene de la mano con nuestro deporte favorito. El mejor deporte del mundo. Gracias por leer amigos, compartan si fue de su agrado para que podamos llegar a más gente. Abrazos!

Síguenos y comparte en:
2 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *