Muay Thai IQ: los más listos del ring

Una de las cosas que más me sorprendió desde que fui por primera vez a Tailandia era el término IQ. Los tailandeses lo utilizaban para alabar a un luchador. No fue hasta más tarde que entendí que IQ son las siglas en inglés de coeficiente intelectual. Es sin duda la característica más alabada por los tailandeses, en muchos casos la que marca la diferencia entre los que trabajan duro y llegan lejos y los que trabajan duro y se quedan en el camino.

Mii IQ, pen chalat. En thai significa “tener IQ, ser listo”. Muchas veces se puede cometer el error de pensar que IQ es igual que fimeu, pero esto último es un término que se utiliza para resaltar que un luchador es técnico. En luchador fimeu es aquel que ejecuta bien la técnica, que generalmente controla la distancia y que aprovecha las diferentes armas que concede el muay thai según el momento del combate.

Y si bien es verdad que muchas veces los luchadores fimeus tienen gran IQ, no siempre van de la mano. O al menos no exclusivamente. Es imposible no pensar en un luchador con gran IQ y estilo fimeu como Saenchai, Somrack u Oley entre otros muchos. Pero no siempre son los luchadores fimeu los que destacan por su IQ sino también otro tipo de luchadores que destacan por pelear de diferente manera.

Nong - O y su gran IQ
Nong – O Gaiyanghadao es uno de los luchadores más inteligentes de los últimos años. Y pese a no estar activo, hace nada demostró ante Pinca por que la inteligencia es el arma más potente en un ring.

Características de un luchador con buen IQ

Cuando un experto en muay thai determina que alguien tiene buen IQ generalmente se refiere a la manera que tiene de pelear, de ver los movimientos, ajustarse a la situación y utilizar los diferentes espacios y momentos de una pelea en su beneficio.

En definitiva, se puede decir que un luchador tiene buen IQ cuando es un luchador que interpreta bien el combate. Detalles como ver donde apoya el peso el rival, anticiparse, leer los combos que un rival repite, utilizar los laterales, notar si un rival ha mostrado dolor en algún golpe, etc.

Muchas veces los luchadores fimeu se valen de su IQ para aprovechar al máximo su nivel técnico. Quizá no tengan la potencia de unos, o la resistencia de otros, pero se valen de su capacidad de leer la pelea para ganar sin tener que tirar de “corazón”. Aun así, no nos equivoquemos, ningún luchador llega a la auténtica élite sin técnica o sin físico. Solo hablamos aquí de lo que destaca en cada nak muay.

Pero un luchador con buen IQ no tiene por qué ser un fimeu, muchas veces son versátiles o incluso muay khao (clinch), pero saben cuándo apretar, cuando ralentizar la pelea, donde le ha dolido al rival o por que lado baja la guardia o carga su peso.

Pero desde luego los luchadores con buen IQ, si encima pegan medianamente fuerte y tienen un físico bueno para el muay thai, son los más complicados de luchar. Se hacen a tu estilo y te buscan las cosquillas. Pero como espectador son tremendos de ver, hacen movimientos increíbles y salen por lugares que pensabas que no se podía. Siempre sorprenden y dan espectáculo, a mi particularmente me encanta el control que hacen del tiempo de la pelea. Ellos deciden cuándo hay acción y cuándo distancia.

Conseguir IQ

Una vez leída esta primera parte supongo que todos queremos mejorar nuestro IQ, llegar a ser capaces de explotar todas nuestras posibilidades en una pelea. Yo desde luego que sí. Aun así no es fácil, me temo que en muchos casos la mayoría de veces se tiene o no se tiene, o quizá se tiene un poco o un mucho.

Somrack IQ
Somrack Kamsing con Samart Payakaroon y con Kaoshai Galaxy, cuesta imaginar tanto talento trabajando juntos

Pero si hay factores que lo facilitan, y el primero de ellos es sin duda la experiencia. A ver si nos pensamos que Saenchai estaba haciendo esos amagos o esos pasos laterales cuando tenía 10-12 combates. Seguramente ya despuntaba, pero de donde estaba a donde ha llegado hay un mundo de diferencia. Y nos estamos comparando con el señor Saenchai.

La experiencia nos permite aprender mucho, practicar y practicar en clase para después practicar en el ring. Los primeros combates en los que lo importante es sobrepasar los nervios por encima de todo. Después ir utilizando las herramientas que trabajamos en los entrenamientos. Después quizá aprender a sobreponerse de golpes duros o momentos de cansancio. Y probablemente después, seremos poco a poco capaces de ir leyendo el combate, conociendo mejor nuestro cuerpo, nuestro deporte y sacando provecho a esas cositas que están ahí y muchas veces no se ven.

¿Cuál es la diferencia? Los que tienen buen IQ tardan la mitad de la mitad probablemente que el resto de los mortales.

Entrenar desde luego es fundamental para comprender. Como se diría en un deporte de equipo, ver las jugadas. Para eso hay que practicar mucho y con diferentes personas, que nos pongan en diferentes situaciones. Repetir y repetir para que la técnica ya esté casi asimilada y podamos centrarnos en mejorar aspectos que como ya hemos dicho, no se ven, pero están ahí.

Primero aprenderé a pegar un middle de izquierda, y después me tocará aprender a utilizarlo anticipando al rival, justo cuando él avanza. Eso es lo que se entiende como IQ, leer lo que hace el rival y actuar de manera ventajosa. Si mi rival agarra siempre mi pateo de izquierda entonces engañaré para entrar con la rodilla. Todo esto en cuestión de segundos, mientras el graderío ruge y tu rival intenta destrozarte, hace falta IQ.

Otra manera de mejorar nuestro IQ es ver combates, ver y aprender, razonar por qué un luchador se mueve de una manera, que consigue realizando un movimiento o como aprovecha los movimientos de su rival. Más abajo en el artículo pondré un par de videos y recomendaciones para cuando estamos cansados que no podemos entrenar pero si ver.

Grandes ejemplos

Creo que no hace falta más para entender lo que supone tener buen IQ. No es que se tenga o no se tenga. Pero siempre había en clase el que entendía las matemáticas a la primera y el que necesitaba clases particulares. Pues esto funciona parecido.

Algunos de estos privilegiados han sido los luchadores más laureados de la historia del muay thai. Han sido capaces de mostrar su superioridad contra auténticos killers del ring, que es lo más sorprendente de todo. Ganar a gente de nivel medio no tiene nada que ver con ganar a los mejores de la categoría.

Saenchai es probablemente el luchador actual más destacable por su inteligencia en el ring. Actualmente solo pelea contra extranjeros pero aun así suele ser visiblemente más pequeño y sigue ganando los combates con tranquilidad, tanta que parece fácil. Y realmente no lo es, o no lo sería para la mayoría de nosotros.

Samart Payakaroon es considerado el mejor luchador de todos los tiempos. Era un luchador tremendo a muchos niveles pero sobre todo se hizo notar por su IQ. Sin ser un luchador con un físico destacable fue capaz de casi humillar a sus rivales, que no eran otros que los mejores luchadores del momento. Un estilo tan relajado, con calma, incluso sin guardia o descubierto era capaz de esquivar y sacar de la zona de confort a sus rivales para encontrar sus puntos débiles y sacar provecho de ellos. Creatividad, soltura y sensación de apenas esfuerzo es lo que percibimos los espectadores cuando vemos sus vídeos. Aquí os dejo uno para el disfrute: https://www.youtube.com/watch?v=esB-E9TEXcg

Petchboonchu, del FA Group, es el luchador con más títulos de la historia del muay thai. Su estilo destacaba por avasallar a sus rivales con un clinch durísimo y sin retroceder en ningún momento. Pero mientras hacía esto era capaz de encontrar las debilidades del rival y, sin apenas esfuerzo, ir desgastando y debilitando a sus rivales de manera muy inteligente. No es un simple muay khao, era el rey del clinch, su dominio encima del ring era perceptible desde el primer momento.

IQ y clinch combinados.
El luchador con más títulos importantes de la historia del Muay Thai. IQ y clinch demoledor combinados.

Esto no acaba aún.

La lista es tremenda, muchos son los que han consolidado su éxito en el muay thai gracias a una tremenda inteligencia, aparente facilidad, para hacer las cosas. Para utilizar sus fortalezas y minimizar sus debilidades.

Espero que esto haya servido para conocer a algunas figuras un poco más y para empezar a pensar en cómo peleamos, fuerte? si, técnica? toda la posible, pero inteligencia. Desarrollemos nuestra inteligencia como peleadores para explotar al máximo nuestras posibilidades.

Abrazos compañeros y espero que hayan disfrutado del artículo, compartir si os resultó interesante y cualquier comentario es bienvenido. Nos leemos!

 

Síguenos y comparte en:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *