Lo bueno de una lesión en el Muay Thai

Estar entrenando a tope y sufrir una lesión es una putada. Lo reconozco, salir de una pelea tocado y pasarte semanas sin entrenar también. Quizá perder la oportunidad de pelear pronto o simplemente de disfrutar con los compañeros en el gimnasio no sea la mejor parte de una lesión. Pero, ¿todo es malo cuando nos lesionamos?, ¿Cómo aprovechar la lesión para mejorar?

Las lesiones llegan de muchas maneras, sobrecargas, contusiones, roturas, cortes, esguinces y, desafortunadamente, un largo etcétera. Cada lesión es un mundo y no seré yo el que te recomiende entrenar con el ligamento cruzado roto. Pero si algo bueno tiene el Muay Thai es que es el arte de las 8 extremidades. Tenemos la oportunidad de aprovechar esto no solo en combate sino en cada entrenamiento.

Con una lesión “menor”

Cuántas veces hemos escuchado que no pueden ir a entrenar por que tienen un dolor en: ¿la muñeca?, ¿el tobillo?, ¿la nariz o el codo?. No es algo que le desee a nadie pero estar lesionado no siempre tiene que impedirnos entrenar. Como decía un buen profesor mío, “lesión no significa dejar de entrenar, sino cambiar el entrenamiento”.

Peleador con una lesión por corte en el labio
Daniel Mcgowan, el mejor superbantamweight no tailandes, con un tremendo corte en el labio.

Si no puedes boxear, trabaja la patada. Quizá no puedas recibir golpes pero si pegar al saco o a los paos, hacer sombra, etc.

Cuando acabas de pelear y tus tibias no son capaces de aguantar ni el más cariñoso roce, podrás trabajar el codo y el boxeo, quizá el clinch o potenciar esa falta de estabilidad que estabas notando en los últimos combates.

Lesión y tiempo a los detalles

El Muay Thai es súper completo, y complicado. Requiere aprender muchos movimientos, con muchas partes de nuestro cuerpo, y potenciar muchas cualidades y capacidades físicas. La lesión nos compensa el dolor y el mal trago dándonos la oportunidad de dedicar tiempo de entrenamiento a los detalles.

Estos detalles son cositas insignificantes que de repente cambian tu estilo por completo. Aquellos detalles que, cuando tenemos una pelea en dos semanas, nunca encontramos el tiempo ni la energía para trabajar. Abrir más los piés en el agarre, golpear con todo el cuerpo en un movimiento de codo, defender con los hombros o trabajar esa proyección que nos encanta pero que aún no nos sale.

La práctica hace al maestro y es cierto que en nuestro entrenamiento diario entre carreras, pesas, paos, sparrings y más, rara vez quedan tiempo para los detalles. El tiempo de la lesión es el tiempo de los detalles.

Entrenamiento físico

Por otro lado, quizá tu lesión no te impida seguir desarrollando tu entrenamiento físico. Hace nada mi amigo, Richi Álvarez compañero y en su día rival (dos veces), me comentó que por culpa de una lesión había tenido que cancelar una pelea en Tailandia (te recomiendo seguir su viaje en su página de facebook). Pero que al mismo tiempo había estado trabajando sobre la base de su entrenamiento de fuerza y había conseguido hacer interesantes mejoras que, en cuanto vuelva a los entrenamientos competitivos, le brindarán buenos resultados.

Niño tailandes haciendo dominadas
Aprovecha la lesión para trabajar aspectos de tu acondicionamiento físico

Lo cierto es que según el tipo de lesión que suframos estaremos más o menos impedidos. Pero el entrenamiento físico óptimo para el Muay Thai abarca desde ejercicios complejos como la carrera, el sprint, las sentadillas o los levantamientos olímpicos. Hasta ejercicios compensatorios como el trabajo del cuello, el abdomen, los estabilizadores del hombro o los ejercicios de propiocepción.

Raro sería que no puedas hacer ninguno de ellos, y recuerda que la montaña se construye con la suma de pequeñas rocas y granitos de arena.

Favorecer la tecnica si no hay pelea

Cualquier competidor o aficionado de Muay Thai tiene siempre ideas en la cabeza que mejorar. Personalmente me pasa que después de cada pelea salgo con detalles que me gustaría cambiar, nuevas técnicas o planteamientos estratégicos.

Pero en ocasiones después de una pelea, y un breve descanso, enseguida estamos preparando la siguiente. Entrenamientos muy intensos, mucho trabajo físico, mucha energía necesaria. Y esos detalles técnicos se van quedando en el trastero y rara vez encontramos el momento de trabajarlos.

La lesión es el momento, como lo es también parar de competir. Si no hay pelea no significa que no hay entreno, significa que el entreno es diferente. En ocasiones es durante estos parones donde de verdad vamos a notar mejoras y desarrollo en nuestro Muay Thai.

La lesión nos trae alternativas

Después de escribir esto nose si te habré ayudado a motivarte o quizá me odies por darte más motivos para no dejar de ir a tus entrenamientos y mejorar tu juego, pero lo bueno, o lo malo, del Muay Thai es que es tan completo que siempre hay algo por hacer no importa cual sea tu situación o tu lesión.

Ojo que el descanso, como ya he defendido en algún artículo anterior, es uno de nuestros mejores aliados. Pero todos sabemos diferenciar entre descanso y pereza. Conoce más sobre la importancia de la continuidad en el entrenamiento y de los descansos en este artículo.

niña con lesión que observa para aprender
Mirar es siempre una opción súper potente de aprendizaje. Y si lo hacemos con ojos de niño, mejor.

Tiempo de desconexión

En muchos casos ocurre también que incluso los más entusiastas llegan a saturarse del deporte. Requiere muchos sacrificios en nuestra vida social y en general, y eso a veces es difícil de compaginar. Durante una lesión podremos aprovechar a pasar tiempo con los nuestros, a darnos algún caprichito, coger un par de kilos y “ser gente normal” durante un periodo de tiempo. Pero utilizando la misma frase de antes, todos sabemos diferenciar entre descanso y pereza. Cuidado, que es una delgada y peligrosa línea.

Y si lo que te aqueja es realmente grave, mi solución es sencilla. Ve videos de combates y lee esquinathai.es. Es menos dinámico pero seguro que algo nuevo aprenderás jeje.

Saludos amigos, espero que haya sido de interés y agradezco como siempre compartir, un comentario o alguna aportación. Abrazos!

Síguenos y comparte en:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *