Alante-atrás: El centro del ring en el Muay Thai

El artículo de hoy lo vamos a dedicar a estudiar uno de los aspectos más complejos de entender a la hora de ver, realizar o puntuar un combate de Muay Thai. Llevar el centro del ring. Que se puede entender como superioridad, dominio, más ganas de luchar. ¿Pero qué hay detrás de estas suposiciones? Hay mucho, vamos a verlo.

El centro del ring

Para los que no estén familiarizados con el concepto, llevar o tener el centro del ring es estar llevando a tu rival desde el centro del ring hacia los laterales. Generalmente se hace gracias a una posición controlada y un ataque “avanzando”, que obligue a tu rival a retroceder y por tanto cederte ese “centro” del ring.

En muchos combates, aquel que esté llevando el centro del ring puede dar sensación de estar colocado de una manera más sólida, tener un mayor control del combate, y por tanto mostrar superioridad en ese aspecto de la pelea.

Qué no es el centro del ring

Llevar el centro del ring no significa estar anclado al centro de manera literal. Y pelear desde ahí. Las peleas son dinámicas y habrá acciones en todas las partes del ring. Habrá en muchos combates que no se pueda determinar quién ha tenido un control del centro del ring ya que será alternativo entre ambos luchadores.

Pero desde luego hay algo que no se debe valorar como, “es que este luchador a llevado el centro del ring”. Si hemos dicho que esto de tener el centro del ring es valorado sobre todo por el control que el luchador transmite, entonces queda fuera de toda duda que, por muy agresivo que sea, un luchador que se lanza al ataque de manera descontrolada, perdiendo la posición o incluso la colocación del cuerpo, puede ser valorado según otros parámetros pero, desde luego, no por llevar el centro del ring.

Debemos diferenciar entre los que controlan, y los que son turbinas de ataque sin dirección.

Centro y dominio del ring

Otro aspecto muy muy importante es la diferenciación entre dominar el ring, y atacar hacia delante. Antes de meternos en faena aclaremos que, un luchador que rehuye la pelea, sin atacar y solo retrocediendo, debería ser penalizado por los jueces.

Pero eso no significa que aquel que avance es por tanto aquel que domina el ring. Aquí es donde creo que se encuentra el mayor problema para jueces y espectadores a la hora de valorar un encuentro de Muay Thai. Es un aspecto muy complejo de cada combate y estilo de los luchadores, la mejor medicina en mi opinión es ver combates. Combates de Muay Thai Tailandés. Y aprender de ellos.

Muchos son los luchadores que pelean retrocediendo, es decir, permiten que su oponente sea el que avance. Y sin embargo tienen un dominio absoluto del ring. Son capaces de pelear en las cuerdas. Los reyes de las esquinas (aquel sitio oscuro donde cada vez que nos metemos nuestro entrenador nos grita que salgamos de ahí como una madre a un niño que se mancha los pantalones nuevos jugando en los charcos del parque). La mayoría de nosotros no podemos hacer eso pero, eso no quita que estos luchadores no dominen el ring.

Nong O patada al cuello Fabio Pinca en las cuerdas del ring
Nong-O, de los mejores de la era reciente. El maestro de darte un baño sin avanzar y dejándote la iniciativa por todo el ring.

En definitiva, cuando un luchador pelea hacia detrás pero bloquea los ataques del oponente, utiliza los laterales para cambiar de dirección, es capaz de golpear a su oponente o de mantenerlo controlado con técnicas como el jab, el pateo, el frontal, etc… Señores, ese tío domina el centro del ring. Quizá no haya dado más de dos pasos seguidos hacia delante. Quizá no haya pisado el centro del ring más que en el saludo inicial. Pero ese luchador lleva y domina el centro del ring. Y sabe hacerlo desde los laterales. ¿Paradoja? puede, pero cuando se ve, se sabe.

Alante-atrás en Tailandia

En Tailandia además debemos añadirle un extra de complicación. No sólo debemos tener en cuenta lo explicado anteriormente sino que, según avanzan los asaltos, y casi siempre en el quinto asalto, el luchador que va ganando suele optar por luchar hacia detrás y guardar la ventaja.

Pero, ¿por qué estos luchadores (Muay Boo) agresivos que luchan hacia delante, quizá al final del cuarto asalto empiecen a pelear hacia detrás?

En general es por que una vez se adelantan en las puntuaciones durante los primeros asaltos (generalmente esto no ocurre hasta inicios del 4 o incluso hasta el 5), estos luchadores pasan a defender la puntuación que han obtenido. Pueden cambiar absolutamente su estilo y pasar de ser agresivos a ser controladores. O, como veremos a continuación con algún ejemplo, pasar de ser fimeus a ser agresivos, si es que son los que van perdiendo.

Es normal que, hasta el final del cuarto asalto, luchadores como Rodttang Jitmuangnon o Kulabdam SorJorPiek-Uthai, peleen hacia delante, de manera agresiva y buscando el enfrentamiento. Incluso cuando van ganando la pelea en los puntos. Pero luchadores como Panpayak Jitmuangnon o Superlek Kiatmoo9, que normalmente pelean hacia detrás, utilizando la contra, controlando al rival y haciéndole fallar, quizá pasen al ataque avanzando hacia delante en los asaltos finales.

;uangthai vs Kulabdam Ring reyes
Muangthai y Kulabdam. Dos luchadores agresivos, de pelear hacia delante.

¿Por qué ocurre esto?

Como hemos explicado, es para retener los puntos. Generalmente los dos primeros asaltos, salvo excepción, suelen puntuarse 10-10 en Tailandia. Es en el tercero y en el cuarto, y en ocasiones en el quinto, donde se deciden las peleas. El luchador que ha ganado el tercero y ve que va ganando en el cuarto muchas veces opta por controlar el final del cuarto asalto para retener su ventaja, y en el quinto solo tendrá que evitar ser noqueado para acabar ganando con un 49-47, por ejemplo.

Un ejemplo fácil, hablemos de fútbol. Si el Atlético de Madrid marca 1 gol al Barcelona en el minuto 10 de partido y se encierra a defender y cede la posesión al rival, tiene aún 80 minutos de partido, y muchas posibilidades, de encajar un gol y complicarse el resultado. Los aficionados criticarían al entrenador sin duda. Si el atlético le marca el gol al Barcelona en el minuto 80, entonces debería defender esos 10 minutos restantes para asegurarse la victoria. Si continuaran atacando como locos se arriesgarían a abrir más huecos en defensa y recibir un gol sería más probable. ¿Se entiende? Pues digamos que funciona parecido.

Una manera muy fácil de ver, si en el cuarto y quinto asalto del combate de Muay Thai en Tailandia hay un luchador que pelea hacia detrás y cede la iniciativa al rival, suele significar que ese luchador va ganando el combate. Y salvo que reciba mucho castigo, una cuenta de protección o se muestre cansado o inferior en los momentos finales, te garantizo que ese luchador ganará el combate.

Se penaliza que no haya llevado el centro del ring? No, puesto que hizo los puntos en su momento y ahora, salvo que se vea superado, solo tiene que mantenerlos para ganar. Eso si, recuerde el lector que para pelear de esta manera el luchador mínimo habrá tenido que ganar el tercer asalto y mostrarse bien y mantener la superioridad en el cuarto. De ninguna manera el luchador podrá defender la puntuación desde, por ejemplo, el segundo asalto. Puesto que estos asaltos como hemos dicho generalmente se puntúan nulo (10-10). Como regla general, el ganador del 3 y 4 asalto, que es capaz de mantenerse fresco y se protege en el quinto asalto, gana.

Nong benz, domina el ring, luchadora de muay thai
Nong Benz, respetada luchadora del norte de Tailandia que gana sus peleas a base de pelear hacia detrás pero, sin embargo, controlar el combate. Ki-kiat IQ como decían algunos (luchadora vaga pero inteligente)

La función de los jueces

Los jueces, tanto en Tailandia como en el exterior, deben valorar el combate como un total. Es decir, no pueden penalizar a un luchador que ha ganado los 3-4 primeros asaltos, por que en el último asalto no fue a por la pelea y el otro “llevó el ritmo del combate o el centro del ring”. Parece lógico que el que va perdiendo tendrá que esforzarse más que el que va ganando.

Otro aspecto que los jueces deberían recordar, o al menos así lo creo yo, es que no siempre ir hacia delante o perseguir al rival significa llevar el ritmo del combate o dominar el centro del ring. Ya pusimos los motivos más arriba pero es fundamental diferenciar entre pelear controlando y rehuir la pelea, o, pelear agresivo o realmente dominar a un oponente.

Como reflexión final, lo que yo veo cuando disfruto de combates en internet, o en directo, es: Lo importante no es dominar el ring sino dominar a tu oponente. Hay luchadores que con un solo m2 de ring controlan toda la pelea, incluso en la esquina o contra las cuerdas. Hay luchadores que necesitan avanzar para imponerse.

Espero que os haya gustado amigos, gracias como siempre por continuar leyendo, vuestros comentarios y aportaciones. Comparte si te gustó, un abrazo!

Síguenos y comparte en:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *